Uniformes: entre el diseño y la funcionalidad

Uniformes: entre el diseño y la funcionalidad

Los uniformes han sido siempre seña de identidad de diferentes grupos -ahora, colectivos- de profesionales y estudiantes. Sólo con mirar a la persona que lo luce somos capaces, no solo de identificar la profesión que ejerce, sino, además, o incluso, para quien trabaja. Ese es su objetivo. Cuando pensamos en uniformes, automáticamente, los primeros que se nos vienen a la mente son los militares. Sin embargo, estamos rodeados de uniformados y apenas somos conscientes de ello: según la historiadora Jennifer Craik, su omnipresencia ha hecho que “hayamos modificado nuestra forma de mirar”. No los vemos.

uniformes     uniformes

De hecho, si hablamos de diseño o de moda, los uniformes son para la gran mayoría de nosotros la “antítesis” de lo que consideramos “gran moda”. Los uniformes se diseñan basándose en la función que deben cumplir, un uso cómodo de quien los lleva, el control de una marca y por supuesto, la tradición. La moda por el contrario, está en otra onda: novedades, creatividad, cambios constantes incluso rebelión.  Y, sin embargo, mucha moda, muchos diseñadores se inspiran en los uniformes para sus creaciones y colecciones de moda.

Los uniformes, materia de exposición

Con estos mimbres se ha montado en el Museo del Fashion Institute of Technology –FIT– de Nueva York la exposición Uniformity, que une uniformes y diseños de moda para mostrar la enorme relación entre ambos. Siendo, como son los uniformes, un recordatorio vivo del orden social, era inevitable que los grandes diseñadores de moda no se fijaran en ellos. La muestra, sin ser muy amplia pues muestra sólo 70 prendas, está estructurada en cuatro bloques: militares, trabajo, colegio y deportes. Son los cuatro grandes grupos de personas que utilizan a diario un uniforme. Todo lo exhibido pertenece a la colección del museo y algunas piezas no se han mostrado nunca.

Uniformes militares: han aportado a la moda galones, piezas metálicas, botones dorados, tejidos de camuflaje , charreteras y rayas marineras. Pero también la forma de los cuellos o el típico corte de chaqueta militar. Ahí están para demostrarlo las creaciones de Chanel, Juan Paul Gautier o Rei Kawakubo entre otros. La seriedad que impone el uniforme militar se une a la imagen de la nueva mujer, fuerte e independiente, que muestra ese poder luciendo prendas que originalmente transmiten autoridad masculina. Los uniformes han inspirado a los creadores piezas y prendas que hoy son clásicos en la historia de la moda.

chaqueta-militar uniformes uniformes uniformes  img_2177

Uniformes de trabajo: se diseñan para que se reconozca sin dificultad la profesión o el lugar de trabajo de quien lo luce. Además de elementos comunes -cofia de una enfermera- se llenan de logotipos u otras señas de identidad de la empresa como son los colores. Los empleados son una extensión más de la empresa: propaganda o publicidad a todas horas. Al contrario de lo que sucede con los uniformes militares -de líneas mucho más clásicas- los uniformes de trabajo admiten creatividad y es frecuente que en algunos ámbitos -por ejemplo, las líneas aéreas- también se cuente con diseñadores de moda para darles un aire más original y actual.

img_2190  img_2191  img_2185

Uniformes escolares:  para muchos niños son un horror -¡lo contrario que para sus padres!- pero son la seña de identidad de las instituciones y colegios en los que se van a formar y por tanto tienen una gran importancia no sólo en la transmisión de mensajes visuales, sino, especialmente, en la de los valores que encarnan.

img_2186 img_2187 img_2188

Uniformes deportivos: la indumentaria deportiva tiene mucha similitud con la militar. Tienen que transmitir la misma fuerza y poder. Los jerseys o camisetas de un equipo le distinguen de otros y además, les convierte en grupo con cohesión interna:  transmiten eso que decimos de “sentir los colores”.  Los números en la espalda ayuda a que no se pierda al “individuo” pero sin dejarle volar fuera del grupo. De este tipo de uniformes han tomado los diseñadores, precisamente, esos números, logos o mascotas que les identifican como equipo.

img_2189 img_2197